¡Oferta en Utensilios! DESCUBRELOS AQUÍ

Todo lo que necesitas saber sobre la parrilla

Todo lo que necesitas saber sobre la parrilla

¿Qué es la parrilla?

La parrilla o asador es un utensilio de hierro o acero con forma de rejilla que se sitúa a una distancia prudencial del fuego (brasa) y encima de ella lo que se ha de asar.

Sirve para asar carnes, pescados y verduras. El modelo más antiguo consiste en una rejilla de hierro, con un asa y montada sobre cuatro pies, que se coloca sobre brasas. Asimismo en la actualidad existen diversos modelos de parrillas como las de gas, carbón, eléctricas, etc.

Modelos

  • Carbón o leña: Estas son las parrillas tradicionales, y para muchos parrilleros son las que mejor sabor dejan en la carne por el ahumado, lo cierto es que se requiere tener un espacio amplio para que el olor a humo no moleste a las personas que viven cerca, por ejemplo en el caso de un edificio.

    Desde poner el carbón y prender el fuego hasta su limpieza, una parrillada puede convertirse en un verdadero ritual. Eso si, el proceso de cocción es más lento que en otros modelos de las parrillas. Estas parrillas pueden usar no sólo carbón, también sirven las maderas o leños.
  • Gas: El gas se enciende y calienta unas piedras llamadas briquetas, no emite humo. Todas las parrillas a gas cuentan con tapa, lo que permite controlar el aire que circula al interior del asador.

    Al no emitir humo son muy útiles, ya que no molestan a los vecinos ni impregnan la casa de humo. Existen desde las más simples con dos quemadores y una sola superficie hasta las más grandes que traen diversas superficies y utensilios para cocinar diversos alimentos.
  • Eléctricas: Estas parrillas son la solución ideal para departamento o espacios pequeños y cerrados. Son muy fáciles de transportar y no requieren de curación. Sólo debes enchufarlas y listo, la carne, pescado o vegetales se asa rápidamente. Son fáciles de limpiar y se guardan en cualquier mueble de la cocina. Como están pensadas para espacios pequeños, su capacidad no es muy grande, ya que está pensada para un grupo de comensales reducido.

Historia

Hay dos versiones de la historia de la parrilla:

La primera es que la parrilla fue desarrollada en el siglo XVII, cuando el herrero Phillipe Ledoux erró en el cálculo al hacer y colocar una cerca que rodeaba un fastuoso château. En consecuencia, el barón dueño de la propiedad se negó a pagar al fabricante el hierro sobrante. Entonces, en venganza, el herrero lo usó como soporte para cocer carne frente al castillo. El aroma enloqueció al barón a tal punto de acceder a desembolsar los 2 ducados que adeudaba, por lo que obtuvo la reja-parrilla recién inventada.

La segunda historia más bien cuenta que a fines del siglo XIX, en los alrededores del Río de la Plata se utilizaban rejillas de hierro forjado para tensar los cueros mientras se secaban. Se atribuye a los gauchos de esa época el uso de esta herramienta para asar las carnes que sobraban de los animales faenados.

Después de una ley de amnistía dictada en 1832 en Uruguay, miles de presos comunes y prisioneros políticos vieron la luz de nuevo. En la cárcel de Colonia del Sacramento el festejo desembocó en escándalo cuando se comenzó a destruir la cárcel. En pocas horas, una banda de cuatreros amnistiados se hizo con algunos vacunos de los vecinos de la zona. Un convicto arrancó la puerta de su propia celda e improvisó la primera parrilla moderna, cuyos resultados compartieron liberados, policías y transeúntes.

Modo de Uso:

Para la parrilla a carbón

  1. Es indispensable que usemos leño o carbón de la mejor calidad posible, caso contrario lograremos un mal sabor y posiblemente no consigamos uniformidad al cocinar. Recuerda, estas brasas deben arder lentamente y deben durar un tiempo prolongando.
  2. Calienta la parrilla al máximo al menos de 10 a 20 minutos después de haber colocado el carbón.
  3. Dependiendo del corte varia la temperatura.
  4. Elige cortes con poca grasa y evita darla vuelta muchas veces.
  5. Considera el tiempo de cocción según el tamaño de la carne.
  6. No olvides limpiarla con esponja y un cepillo. Después de cada uso debes retirar los restos de comida y grasaque quedan pegados a ésta: así resguardas tu salud, la calidad y sabor de los alimentos que cocinará a futuro.

Para tener en cuenta:

  • Nunca poner carne, pescado, etc con llama viva, siempre esperar a unas excelentes brasas y los hierros bien calientes
  • Para saber si la carne esta “sangrante” basta con presionar con el dedo en el centro de la pieza y si la resistencias es flexible y ligera estará en su punto (poco hecha).
  • Si la presión que sentimos con el dedo es más densa y firme entonces nos encontramos con la pieza al punto (medio hecha)
  • Y si la presión con el dedo es como tocar un ladrillo, o no te gusta la carne o esta muy hecha.
  • Si vas a hacer brochetas, los vegetales mejor blanquearlos o saltearlos antes de mezclar con la carne, mariscos, pollo, etc, etc y como consejo personal, adobarlas antes
  • Los pescados más grasos son los mejores para la parrilla (sardinas, caballas, salmones..y salmonetes mis preferidos), pero siempre untados con aceite que si no se pegan.
  • Por último y como detalle para disfrutar de un buen asado, dejar reposar un par de minutos antes de cortar las piezas, para que los jugos internos se repartan por igual.
  • Pinchar la carne con el tenedor de la parrilla o cualquier utensilio similar para darle la vuelta es un clásico error de principiantes. Lo último que queremos es que la carne pierda su jugo. Si la pinchamos es exactamente lo que pasa, aunque sea gota a gota. Para evitarlo, usemos pinzas.

Materiales:

Hay un gran debate acerca de qué tipo de parrilla es mejor para la barbacoa, incluso entre los grandes maestros de las brasas. Muchos defienden que las parrillas de acero inoxidable son mejores, simplemente porque están fabricadas en un material de mayor calidad. En realidad, se trata de una verdad a medias, y ambas opciones presentan ventajas e inconvenientes. Además, para decidirse por un tipo de parrilla es imprescindible tener en cuenta el uso que se le va a dar, el espacio y las expectativas de cada uno.

Parrilla de Acero inoxidable: Material que te dura mucho

Cuando se utiliza una parrilla de acero inoxidable AISI 201 o AISI 304, se está poniendo sobre las brasas un material de alta calidad con todas sus ventajas habituales.

El acero inoxidable, soporta grandes cambios de temperatura, no se oxida y se limpia con facilidad. Su superficie lisa ofrece una apariencia atractiva, al tiempo que asegura que no se adhieran tantos restos de comida. Al ser muy fácil de mantener, es especialmente popular entre los profesionales de la barbacoa. Su principal inconveniente, es que este material es más caro que su rival el fierro.

Asimismo es importante resaltar la diferencia entre el acero AISI 201 y AISI 304, la cual es su durabilidad. El acero AISI 201 es un acero inoxidable intermedio alto con tiempo de vida de 10 a 12 años, mientras que el AISI 304 es un acero inoxidable puro razón por la cual su tiempo de vida es eterno. Para personas que residan en zonas salitrosas o en lugares donde llueve mucho, recomendar si o si adquirir AISI 304.

Parrilla de Hierro: Buen conductor del calor

Dado que la conductividad térmica del hierro fundido es notablemente mejor, las parrillas de este material son idóneas para conseguir unas marcas perfectas en la comida. Además, el diseño macizo de estas parrillas asegura una mayor acumulación de calor. Por último su costo es mucho menor.

La desventaja de estas parrillas es que se oxida rápido, necesitas curarla con aceite para general una capa protectora y el mantenimiento es más trabajoso. No se recomienda la limpieza con agua y lavavajillas, ya que se eliminaría la capa protectora de aceite y sería necesario volver a engrasar la parrilla. Si el hierro fundido no está sellado, puede oxidarse y desarrollar manchas poco estéticas que, en el peor de los casos, pueden acabar en la comida. Cuando la barbacoa no esté en uso, se recomienda guardarla engrasada en un lugar seco.

Además, conviene manipular con cuidado el hierro fundido. Debido a su estructura porosa, no es resistente a las roturas, por lo que debe manejarse con más atención.

Partes de la parrilla:

Partes de la parrilla

¿En qué me debo fijar antes de comprar una parrilla?

Cada modelo de parrillas tiene sus caracteríaticas. Para poder decidir cual te conviene dependera de 5 puntos: i) Cantidad de personas, ii) Movilidad, iii) Usos, iv) Presupuesto a destinar para compra y v) Espacio para la parrilla.

Cantidad de personas
El tamaño de una parrilla va a depender de la cantidad de personas que van a usarla y por consecuencia de la cantidad de alimentos a asar. Existen modelos de todos los tamaños, normalmente las que son a carbón o gas tienden a ser más grande, mientras las eléctricas suelen ser para un uso mas restringido en cantidad de personas.

Movilidad
Otro factor importante a la hora de escoger tu parrilla es definir si va a ser fija o si necesitas trasladarla cada vez que la uses o llevarla a una casa de playa o campo, para este caso se recomendaría una pequeña.

Usos
Si te gusta preparar el tradicional asado puedes optar por los modelos más convencionales, pero si además te gusta preparar vegetales o pescado existen modelos que vienen con accesorios especiales para ello. Asimismo el sabor entra a tallar, en el caso de las parrillas a gas es dificil tener el sabor ahumado que tendría en el caso de la parrilla a carbón.

Presupuesto
Existen parrillas de todos los precios y para todos los bolsillos, las de carbón a veces son más económicas pero tiene el inconveniente del exceso de humo. Otro factor que determina el precio es el tamaño de la parrilla y los materiales con que está elaborada que puede ser acero inoxidable (tiene más costo) o fierro (menos costo).

Espacio disponible
El espacio es clave para determinar qué parrilla te sirve más. Si tienes una casa con jardín grande y espacioso, una parrilla a carbón no te dará problema. En el caso de las parrillas a gas o eléctrica también son una buena opción si vives en departamento y tienes un balcón o terraza donde ubicarla (espacios chicos). La parrilla eléctrica la puedes usar dentro de la casa y puede ser guardada junto a los otros implementos de cocina.

 

Haz click y descubre nuestra variedad de parrillas.

DEJA UN COMENTARIO

Los comentarios deben ser aprobados antes de aparecer


Liquid error: Could not find asset snippets/spinstudio-init.liquid